Entre aterrados y aliviados, los migrantes del “Aquarius” dicen “gracias”
Aquarius, migrantes.

Entre aterrados y aliviados, los migrantes del “Aquarius” dicen “gracias”


(Fotografía: Louisa Gouliamaki / AFP)

Lucy Adler / AFP
12 junio, 2018 , 12:18 pm


Compartir

Las 629 personas socorridas estuvieron durante 48 horas varadas en el Mediterráneo cerca de Malta esperando conocer su suerte

 

ROMA, Italia.- Los 629 migrantes hacinados en el “Aquarius” pasaron en los últimos días del miedo a tener que regresar a Libia al alivio de pisar pronto tierra firme, explicó el martes a la agencia de noticias AFP la periodista de Euronews Anelise Borges, que viaja con ellos.

“Hace unos minutos les han dicho que partimos hacia España, primero ha habido una vacilación, un ‘¿qué?’, y luego han empezado a hablar entre ellos, la mayoría estaban contentos, se han puesto a aplaudir”, explica Borges por teléfono desde el barco humanitario.

Aquarius, migrantes.

(Fotografía: Louisa Gouliamaki / AFP)

“Dijeron: ‘Gracias, Europa, por dejarnos entrar’, antes de bromear sobre los futbolistas del Real Madrid y el Barcelona”.

Estas 629 personas socorridas frente a las costas de Libia, entre ellas siete mujeres embarazadas y once niños pequeños, estuvieron durante 48 horas varadas en el Mediterráneo cerca de Malta esperando conocer su suerte e ignorando la batalla que se libraba a sus espaldas.

Italia y Malta se enzarzaron durante el fin de semana en un verdadero pulso: ambos países se negaban a abrir sus puertos al “Aquarius”, hasta que España anunció el lunes su decisión de acogerlo.

Pero el capitán se resistía a navegar casi 800 millas náuticas (unos mil 500 kilómetros), durante unos cuatro días, con olas de dos metros según la previsión meteorológica, con 629 pasajeros hacinados en buena parte en cubierta, agrega la periodista.

Finalmente, dos barcos italianos, de los guardacostas y la Marina, deben embarcar a varios cientos de estos migrantes y navegar junto al “Aquarius” hasta Valencia.

“La situación a bordo es tranquila por el momento, teniendo en cuenta el tiempo que la gente lleva aquí y por lo que pasaron” antes de ser rescatados, aseguraba la periodista mientras empezaban las operaciones de trasbordo de pasajeros a los otros barcos.

Aquarius, migrantes.

(Fotografía: Louisa Gouliamaki / AFP)

“Estas personas pasaron 20 a 30 horas en el mar antes de ser socorridas por el ‘Aquarius’ y otros barcos. Están muy cansadas, sólo quieren llegar a algún sitio, pero muestran paciencia”.

 

Los migrantes “aterrados”

 

Pero no fue siempre así. La oenegé francesa Médicos Sin Fronteras (MSF), que también está presente en el “Aquarius”, explicó el lunes a los migrantes que era “posible que el barco no partiese hacia Italia” y “naturalmente, la gente se aterró”, explica Borges. “Un hombre amenazó con saltar del barco, decía que no quería volver a Libia. Para algunas personas, la idea de regresar allí era realmente aterradora”.

MSF intentó tranquilizarlos para “evitar un movimiento de pánico colectivo” en un barco con capacidad para 550 personas en el que viajan 629, agrega.

Hacinados y sin nada que hacer, estos hombres y mujeres a menudo agotados deben soportar además el calor tórrido de esta época del año en el Mediterráneo.

“Todas las embarazadas están bien, evidentemente están cansadas y necesitan ropa, y ropa interior de recambio”, precisa Borges. “Una de ellas me contó lo que sufrió en Libia, está traumatizada y no quiere volver. Me preguntó: ‘¿Puedo llamar a mi marido en Libia? ¿Puedo tener ropa interior limpia? Me gustaría cambiarme, lavarme’. Así que no tenemos urgencias médicas pero sí una incomodidad extrema”, relata.

Aquarius, migrantes.

(Fotografía: Louisa Gouliamaki / AFP)

“Los niños son los únicos que sonríen sin cesar, juegan con todo lo que encuentran”, aunque cuando el lunes les dieron galletas, la única comida que quedaba, preguntaron si no había “comida de verdad”.

La oenegé SOS Méditerranée precisó el martes que “primero llegaron víveres a bordo de un buque de la Marina maltesa el lunes por la tarde: 950 botellas de agua, 800 ‘snackbars’ y 800 porciones de fideos”.

“Este martes por la mañana las autoridades marítimas italianas realizaron un segundo aprovisionamiento de alimentos y bienes de primera necesidad, entregaron 200 kilos de naranjas, 2 mil 400 panecillos, 100 cajas de té, 50 kilos de azúcar, y también mantas, sombreros y calcetines”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


©2016 TRIBUNANOTICIAS DESIGNED BY INDETTA.COM