INFIERNO GRANDE | Fuera de serie

El nuevo presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, maneja con facilidad sus expresiones y habla largo lo mismo en el Congreso que ante el pueblo en el zócalo. Fueron dos discursos cargados de conceptos y de emociones. Sus críticos encuentran puntos negros en el arroz, pero miles lo aceptaron y entendieron los conceptos. Fue solemne en el Congreso y sencillo ante el pueblo en el zócalo. De diez opiniones, ocho lo aceptaron.

El presidente vivió el día más feliz de su vida .El sueño de mucho años, bebiéndose el México de sus amores, en recorridos incansables de no sé cuántos años.

La gente se fue a casa con la seguridad de que tenemos un presidente fuera de serie. Si le va bien a López Obrador le irá bien a México y a los mexicanos. Ojalá.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *