Detenidos, homicidio calificado, UDES. (Fotografía: FGE Puebla)

Ozair Viveros / Tribuna Noticias
10 octubre, 2018 , 9:00 am

Tres universitarios quedan imputados por el homicidio de José Andrés Larrañaga en Puebla

El secuestro de la víctima fue consensuado por los ahora detenidos desde el pasado 26 de septiembre, de acuerdo con el Ministerio Público

 

PUEBLA, Puebla.- Los tres alumnos de la Universidad de Ciencias y Desarrollo (UDES) que fueron detenidos por el asesinato de José Andrés Larrañaga Canalizo quedaron imputados por el delito de homicidio calificado y se ordenó su traslado al Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Miguel, tras la audiencia que inició la noche del martes y concluyó la madrugada de este miércoles.

Será en los próximos días cuando se lleve a cabo la audiencia de vinculación a proceso. De principio, el Ministerio Público aseguró que el secuestro de la víctima fue consensuado por los ahora detenidos desde el pasado 26 de septiembre.

Pablo N. les ofreció 50 mil pesos a Abraham N. y a Arturo N., para que engañaran a José Andrés y lo condujeran hasta el vehículo en el que lo privaron de la libertad y también de la vida, pues se ha establecido que lo estrangularon dentro de la unidad.

Fue el 1 de octubre que consumaron el plan. A José Andrés le dijeron que irían a visitar a uno de los profesores en cuya materia tenían problemas, para negociar la calificación.

Aquel lunes, al salir de la universidad en la colonia Volcanes, Arturo N. y José Andrés caminaron juntos hacia un Nissan Versa en el que los esperaban Pablo N. y Abraham N. Los cuatro circularon hasta Plaza Crystal y en el trayecto, Pablo N. y Abraham N. comenzaron a golpear a José Andrés mientras Arturo N. conducía.

Tras privarlo de la vida estrangulándolo, dejaron el cadáver en el asiento trasero y se trasladaron al estacionamiento de Bodega Aurrerá de la colonia Chulavista —en 11 Sur y 31 Poniente—, para que Pablo N. regresara a la universidad y recogiera el automóvil de José Andrés, un Mitsubishi Lancer.

Los ahora detenidos se trasladaron entonces a la colonia México 68, donde se metieron a un callejón para pasar el cuerpo de Larrañaga Canalizo del vehículo Nissan a la cajuela del Lancer.

En la zona de Angelópolis, tiraron la mochila del hoy finado y fue hasta las 6:30 horas del martes 2 de octubre, que Pablo N. trasladó el automóvil de la víctima —acompañado de Abraham N.—, a Santa María Nenetzintla, municipio de Acajete, donde semienterraron el cuerpo y después abandonaron la unidad en Acatzingo.

Lo anterior fue declarado por los ahora detenidos, aunque hay versiones de que dicha declaración fue obtenida con engaños. No obstante, será en los próximos días cuando quede resuelta la situación legal de los probables responsables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *