Louis Verdad, el mexicano que busca la belleza en el caos político


Fotografía: Ben Gabbe / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / AFP

Laura Bonilla / AFP
12 febrero, 2017 , 7:30 pm

  • "No solo somos inmigrantes, somos creadores de tendencia"

Nueva York, Estados Unidos.- El famoso diseñador mexicano Louis Verdad la elección de Donald Trump a la presidencia le ha quitado tanto el sueño como la preparación de su elegante desfile del domingo en la Semana de la Moda de Nueva York.

“Nací en Chicago, pero fui criado toda mi vida en México, y mis padres son de México. No puedo cambiar mi tipo de sangre”, dijo a la AFP el diseñador de 36 años, que saltó a la fama en 2003, cuando vistió a Madonna con un traje de cachemira para la entrega de premios de MTV y ésta besó en la boca a la joven cantante Britney Spears.

Verdad, conocido por sus diseños sensuales pero no demasiado sexys, también ha vestido a Christina Aguilera, Milla Jojovich, Eva Longoria, Paula Abdul, Cher, Oprah Winfrey, Paris Hilton, Cate Blanchett o Halle Berry.

Pero no son tiempos fáciles para los mexicanos en Estados Unidos, ni siquiera para Verdad, que aunque creció en Guanajuato posee un pasaporte estadounidense.

El flamante presidente Donald Trump ordenó la construcción de un muro con México y promete deportar a millones de mexicanos indocumentados, a los que calificó de “violadores” y “narcotraficantes” en su campaña electoral.

Miles de mexicanos se volcaron el domingo a las calles a protestar con banderas de su país y con pancartas con la leyenda “A México se le respeta, Mr. Trump”.

Enojado

Tras presentar un elegante desfile en los Chelsea Piers de impecable sastrería, colores discretos, mucho tweed, cuellos altos, cinturas marcadas y faldas largas plisadas pero reveladoras, Verdad dijo que se siente “muy afectado por la actual situación política en Estados Unidos”.

“Aunque yo no tenga problemas con la ley, me duele ver a personas sufriendo por lo que está pasando ahora, me enoja”, sostuvo Verdad, que comenzó su carrera haciendo vestidos de quinceañeras para las jovencitas hispanas de Atlanta y hoy nada como pez en el agua entre la crema y nata del glamoroso mundo de la moda de Nueva York o Los Ángeles, donde está basado.

“Cuando uno está en medio de una colección se estresa, no duerme, y lo mismo me pasó en esta elección. Fue un momento imperioso, y me cayó mal”, relató el diseñador, que en 2009 presentó una colección inspirada en la exprimera dama Michelle Obama.

Verdad, no obstante, es un optimista. “En medio del caos, como artista, uno encuentra la belleza”, afirmó.

El mundo de la moda había volcado todo su peso detrás de la demócrata Hillary Clinton, que deseaba convertirse en la primera mujer presidenta de Estados Unidos, pero esto no fue suficiente para derrotar al outsider republicano Trump, que recabó un inmenso apoyo entre la clase trabajadora blanca del centro del país.

Creadores de tendencias

Verdad, orgulloso de sus raíces latinas, siente que hoy debe trabajar “para tener una voz, para que la gente entienda que uno es importante, que es relevante. Y para mí esto significa hacer una colección bella, y que la gente te respete”.

“No solo somos inmigrantes, somos creadores de tendencia”, destacó.

“Ser latino me empodera (…) y estoy excitado, este es un buen momento para que los latinos hagamos oír nuestra voz en la industria de la moda”, aseguró.

Y no es el único diseñador de origen latino de la NYFW: están también por ejemplo el célebre cubano Narciso Rodríguez, la chilena María Cornejo, el colombiano Edwing D’Angelo o el dominicano Fernando Rodríguez, co-fundador de Monse y co-director creativo de Oscar de la Renta junto a su esposa coreana Laura Kim.

“La colección Otoño 2017 de Verdad tiene en foco a los ‘millenials’, es elegante, uno se siente identificado con ella y sobre todo es ponible”, dice la escueta nota del programa.

“Durante la elección escuchamos hablar mucho de los millenials, que los millenials esto y los millenials lo otro. Y yo quise ofrecerles algo excitante para vestir. Es un nuevo acercamiento a la moda callejera”, resume Verdad sobre los nacidos entre inicios de los ’80 y la primera década del 2000, que crecieron con internet.

El diseñador asegura que utilizó en esta colección para la nueva y más joven marca “Verdad” todo el ADN de su antigua marca homónima “Louis Verdad”, conocida por su diseño arquitectónico y raíces en la alta costura, y que debió cerrar en 2007, cuando se declaró en quiebra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *