ESQUINA… ¡BAJAN! | ¿Y ahora?


esquina-bajan

Enrique Montero Ponce
13 febrero, 2017 , 3:00 pm

  • Mujeres y hombres viven en la más absoluta confusión.

Puebla, México.- Le pregunto a mi amigo que si fue a la marcha.

—¿A cuál? —responde— ¿Contra Trump o contra Peña Nieto?

—A las dos, a una o a ninguna —le reviro.

—¡A ninguna!

Como millones de mexicanos mi acompañante prefirió quedarse en casa y disfrutar el futbol.

Mujeres y hombres viven en la más absoluta confusión.

Lo único que les duele es la situación dramática que viven los indocumentados, incluyendo a millares de poblanos que encontraron en Estados Unidos lo que no pudimos darles en México.

Unos condenan el TLC y otros lo defienden.

La razón es que cada quien habla según le fue en la feria.

Un ejemplo contundente es que mientras los pobres ven a López Obrador como esperanza, otros le temen, calificándolo de dictador, émulo del venezolano Chávez.

El aspirante a la presidencia de la republica anunció su visita a Estados Unidos para defender a los migrantes.

Los líderes del PAN y del PRI le robaron la iniciativa y se adelantaron.

¿De qué se trata? ¿De salir a campo abierto en defensa de los mexicanos en apuros, o de aprovechar su desgracia con tintes políticos?

Tantas interrogantes son la mejor reseña de lo que ocurrió en las marchas, que mirándolo con aplomo fueron un fracaso.

El presidente Trump provocó el malestar general, y en lugar de hacer realidad la unidad en torno a México y a los mexicanos que viven en el vecino país logró lamentable división entre los manifestantes. Los padres de las marchas exponen argumentos que chocan porque nacieron con ambiciones personales o de grupo.

Igual pasa con la Constitución recién recordada por sus cien años.

Sería un milagro que lo entendieran y lo cumplieran, entre pueblo y gobiernos.

El pluralismo es imposible.

El secretario de turismo de la ciudad de México simpatiza con López Obrador. No se lo permitió el “gran jefe” Mancera, que le pidió su renuncia.

Si las izquierdas se unieran, no habría gallo que les cantara, pero desgraciadamente la división y los intereses los separan.

Entonces, ¿qué hacemos? ¿A dónde vamos? ¿Cuál camino tomamos?

Si usted lo sabe, le ruego me lo haga saber.

Pido Esquina, y con mi amigo voy en busca del discurso de López Obrador en Los Ángeles y que me lleva a una reflexión: ¿será éste el hombre que nos conviene?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


©2016 Tribunanoticias Designed by indetta.com