El salón de Shanghái, vitrina del mercado chino del automóvil


Fotografía:STR / AFP

AFP/ Julien GIRAULT / Tangi QUEMENER
17 abril, 2017 , 10:12 am

  • En China se vendieron cerca de 24,38 millones de coches individuales en 2016, una cifra muy superior a las de los mercados estadounidense y europeo

Shanghai, China.- El salón del automóvil de Shanghái, que arranca este miércoles, ofrece una radiografía del mercado chino del sector, el primero del mundo, que sigue siendo crucial para los constructores a pesar de una estabilización de las ventas y la competencia de las marcas locales.

El evento, que se celebra cada dos años en la capital económica china, alternando con el salón de Pekín, muestra la importancia de un mercado que, en una generación, ha pasado de la nada a representar un cuarto de las ventas mundiales.

En China se vendieron cerca de 24,38 millones de coches individuales en 2016, una cifra muy superior a las de los mercados estadounidense y europeo, tras un crecimiento espectacular del 15 por ciento respecto al año anterior. Un alza alentada por una importante reducción del IVA para la compra de vehículos de pequeña cilindrada aplicada a finales de 2015.

El futuro sin embargo se anuncia menos exitoso. Las ventas se han contraído levemente en el primer trimestre de este año, después de que Pekín redujera el descuento del IVA. La empresa de información económica IHS vaticina, de hecho, una estabilización de las ventas en 2017, antes de una caída en 2018.

El estancamiento del crecimiento de la economía china, que registró en 2016 sus peores resultados en los últimos 26 años, y la saturación de las grandes metrópolis del país, que han limitado drásticamente las nuevas matriculaciones para luchar contra la contaminación, también han contribuido a la estabilización de las ventas de coches.

“¡Hay que relativizar! Esto sigue siendo un Eldorado para el sector automovilístico mundial (…) Este es el mercado estratégico” para los constructores, matiza Marc Mechaï, analista de la consultora Accenture en París.

Según él, el afianzamiento de la clase media y la rápida urbanización en las regiones menos desarrolladas del oeste del país sostendrán el mercado.

– Complicado para las empresas extranjeras –

En las grandes ciudades costeras, más saturadas, “el potencial ya no es tan alto” y el mercado es más parecido al europeo, maduro y basado en la renovación de los vehículos viejos, asegura por su parte François Jaumain, analista de la consultora PwC Autofacts.

Para él, son las “ciudades medias del interior del país las que tiran de las ventas”, aunque “los medios financieros de los consumidores sean diferentes” allí.

Los constructores también observan el potencial de “los coches relacionados con los servicios de movilidad -como las aplicaciones para contratar vehículos de turismo con conductor (VTC) o para compartir coche-“, cuyo mercado “no para de crecer”, explica Bill Ruso, de la empresa de análisis Gao Feng.

Pero la mayoría de los analistas coinciden en que la situación se complica para los constructores extranjeros. Volkswagen, General Motors, PSA o Ford han perdido terreno ante el auge de las marcas chinas (Geely, Great Wall, Changan…), que ya representan cerca del 45 por ciento del mercado.

Por un lado, “están las marcas de gama alta (extranjeras) que siguen presentes” y seducen a los chinos con mayor poder adquisitivo como las alemanas Mercedes, Audi o BMW, y por el otro, “se ve un crecimiento de las marcas chinas que comenzaron como low-cost pero que están ampliando su clientela”, explica Sébastien Amichi, analista de Roland Berger.

Entre los dos, los constructores extranjeros de gama media, como PSA o Ford, pierden espacio.

Esta situación inédita da pie a “una gran guerra de precios” que ya se “nota en el mercado”, señala IHS.

Además, “frente a una oferta pletórica, los consumidores muestra un mayor criterio, tienen deseos, unos gustos más pronunciados”, lo cual asegura el éxito de las marcas de gama alta y también de los todoterrenos ligeros (SUV), observa Jaumain, de PWC Autofacts.

Y, como es precisamente en el sector de los SUV, muy apreciados en China, donde crecen las marcas locales, los occidentales adaptan su oferta.

Varios constructores presentarán en el salón de Shanghái nuevos modelos para seducir a los chinos. La francesa Citroën mostrará su nuevo todoterreno urbano, el C5 Aircross, mientras que Volkswagen expondrá su pequeño todocamino ligero, el T-Roc.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


©2016 Tribunanoticias Designed by indetta.com