De activistas a reporteros de guerra en la ciudad siria de Raqa


(Fotografía: GEORGE OURFALIAN / AFP) (Fotografía: GEORGE OURFALIAN / AFP)

AFP
12 septiembre, 2017 , 11:23 pm

BEIRUT, Líbano.- Los activistas sirios que se curtieron filmando en secreto las decapitaciones del grupo Estado Islámico (EI) en Raqa ejercen ahora de reporteros de guerra para cubrir la ofensiva de las fuerzas antiyihadistas apoyadas por Washington.

“Es lo único que puedo hacer ahora: contar el número de bombardeos aéreos, de obuses, de muertos, de heridos”, afirma a la AFP Tim Ramadan desde Raqa, usando un seudónimo y mediante un perfil Facebook.

Por la noche se conecta discretamente vía satélite. Envía sus estadísticas a camaradas instalados en Europa y acto seguido suprime los mensajes.

El colectivo “Sound and Picture” (“Sonido e imagen”) publica en la web su trabajo. Esta red de información, al igual que otras montadas por aficionados, expone la vida diaria infernal de Raqa, devastada por los combates.

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una alianza de combatientes kurdos y árabes apoyada por Washington, entraron al comienzo de junio en Raqa para expulsar al EI y desde entonces reconquistaron alrededor del 65% de esta ciudad del norte de Siria.

Durante los tres años bajo el yugo yihadista, varios ciudadanos de Raqa se centraron en las atrocidades del EI. Pero la ofensiva de las FDS en la ciudad, donde casi 25.000 personas están atrapadas entre dos fuegos, ha cambiado las cosas.

La mayoría de estos ciudadanos-periodistas se oponían al gobierno del presidente Bashar al Asad antes de la revuelta de 2011 y como tal usaron sus teléfonos móviles y las redes sociales para dar fe de las manifestaciones y de la represión de las fuerzas del régimen.

Ahora publican imágenes de los bombardeos aéreos de la coalición internacional, son testigo de la lucha diaria de los civiles para alimentarse y rinden homenaje a los muertos en los combates.

“Teníamos miedo de ser detenidos (por el EI) si salíamos. Ahora tenemos miedo de salir y ser alcanzados por un disparo de artillería. Y si no salimos, tenemos miedo de que un bombardeo aéreo aplaste la casa”, ironiza Tim Ramadan.

“Cuando la coalición y las FDS entraron en acción, hubo que documentar todavía más (el conflicto). Dáesh (acrónimo árabe del EI) ya no era el único en matar civiles”, añade.

– El EI se va, sus ideas no –

Con el estallido de los combates, los cortes de electricidad se han generalizado y “es más difícil comunicar con nuestro equipo”, reconoce Mazen Hasun, que gestiona el “Raqa Post” desde Alemania.

Como el resto de activistas, el equipo de Raqqa Post ha almacenado comida y medicamentos, transformando los sótanos en refugio, afirma el joven de 21 años.

Mohamad al Jaled, que dirige el colectivo Raqqa24 desde el norte de Siria, se expresa en mensajes encriptados para proteger a sus corresponsales, dos de los cuales han resultado heridos.

“Les dije que Dáesh se mostraría todavía más diabólico con los civiles, que si se quedaban los usarían como escudos humanos”, explica, y añade que algunos activistas acabaron por irse de la ciudad.

Jalil no se quiere ir. “Mi especialidad es dar información sobre las víctimas, gracias a mis conocimientos médicos. Registro el número de muertos y la causa del deceso”, asegura a la AFP, usando un seudónimo. “Irme en un momento como este, sería traicionar a mis compatriotas”.

Aghiad al Jodor, quien gestiona con Tim desde Alemania a los activistas de “Sound and Picture”, vivió un año bajo el EI antes de huir en 2015.

En aquel entonces el joven de 27 años dibujaba grafitis antiyihadistas y distribuía octavillas para luchar contra la ideología del EI.

Este tipo de militancia se interrumpió con el comienzo de los combates en Raqa pero, en su opinión, deberá reanudarse en cuanto el EI sea derrotado.

“Todo el mundo (…) ha visto tantas ejecuciones que se ha vuelto algo normal. Los niños han seguido programas escolares establecidos por Dáesh”, cuenta.

“Reconstruir la sociedad y borrar el impacto (de los yihadistas) es nuestra tarea más importante. Dáesh se irá un día, pero las ideas que plantó podrían quedarse”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


©2016 TRIBUNANOTICIAS DESIGNED BY INDETTA.COM