Dan último adiós al maestro Pedro Ángel Palou


(Fotografía: Agencia Enfoque) (Fotografía: Agencia Enfoque)

Irma Sánchez
13 enero, 2018 , 3:37 pm

  • Al retiro de su féretro de maderas para la cremación hubo lágrimas y no solo de su familia, también de amigos y colaboradores

Al fallecimiento el jueves 11 de enero de Pedro Ángel Palou Pérez se puede afirmar: ¡Misión cumplida!

El orizabeño que llegó a Puebla a los 11 años no solo creció y se formó en esta capital cargada de leyendas. Sus convicciones y fortalezas lo llevaron a demostrar –sin proponérselo-  su amor a Puebla como pocos.

(Fotografía: Hilda Ríos/Agencia Enfoque)

(Fotografía: Hilda Ríos/Agencia Enfoque)

Día con día desde diferentes posiciones trabajó, escribió y escribió sin cansancio para disfrutar las hazañas y reconocer a los personajes protagonistas de cada capítulo.

El hombre que hace 74 años llegó traído de la mano de su padre Isidro Palou y entregado al hermano jesuita José García Noriega para que continuara sus estudios en el Instituto Militarizado Oriente, hoy disfruta de la eternidad volviendo al principio “polvo eres y en polvo te convertirás”

Su fallecimiento desempolvo recuerdos directos e indirectos de tres generaciones de poblanos que lo disfrutaron como maestro, guía, y sobre todo como amigo.

A su capilla ardiente con cientos de flores blancas  y rodeado de su esposa Vicky, sus hijos Enrique, Pedro Ángel, José Ignacio y Javier, así como sus nietos, llegaron cientos de poblanos a externar sus condolencias pintores, escultores, escritores, coreógrafos, bailarines, historiadores, servidores públicos entre los que destacaron el gobernador Tony Gali y el alcalde Luis Bank.

Ante su féretro celebraron misas todos los jesuitas de Puebla, como el rector en turno del Oriente Samuel Cuautle, el padre Nacho, quienes además fueron sus alumnos de historia.

(Fotografía: Agencia Enfoque)

(Fotografía: Agencia Enfoque)

Al retiro de su féretro de maderas  para la cremación hubo lágrimas y no solo de su familia, también de amigos y colaboradores como su eterna aliada Margarita Melo Díaz, su sobrina Paloma Rojo Palou, Ariel Azuara.

Sus cenizas en posesión de sus hijos serán llevadas para rendirle homenaje póstumo este domingo a las 5 de la tarde al Ayuntamiento de Puebla y a las 7 de la noche a la que consideró su hija, porque la creó y trabajo para darle siempre movimiento: la Casa de Cultura donde siempre conservó su espacio, inspirado por la herencia del obispo Juan de Palafox y Mendoza, a quien admiró hasta su muerte.

Los próximos días su familia trasladará la urna con sus cenizas a la ciudad de Orizaba, para colocarlas al lado de las de sus padres Isidro Palou Obregón e Isabel Pérez Acosuse.

Descanse en paz.

1 comment

Get RSS Feed
  1. Alfredo Torres Cuautle

    Mtro Alfredo Torres Cuautle Cronista de la Ciudad Sagrada de Cholula Muy buen trabajo Lic Irma cómo siempre breves y muy bien documentados tus comentarios me agradan casi siempre leo tus columnas muchas felicidades saludos a mi amigo Sr Lic Luis Cubillas T

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


©2016 TRIBUNANOTICIAS DESIGNED BY INDETTA.COM