Raul Jaime Maestre

Raúl Jaime es profesor en IEBS Business School en varios programas Máster, emprendedor de empresa de formación y profesional del sector de finanzas. También investiga sobre la creatividad e innovación en la empresa.

Otros de este autor

¿Se puede considerar un fracaso del Euro con la disgregación de Europa?


29/07/2016 6:07

No existe economistas en Europa que no culpe a la unión monetario de fracaso de Europa. Son tantos los factores que podrían explicar la decadencia de la Unión Europa, muchos de ellos anteriores a la unión monetario en Europa. Una lista básica podría ser:

– El envejecimiento de la población.

– La pérdida del liderazgo tecnológico.

– El atraso de sus universidades.

– Excesos del estado del bienestar.

– Rigideces de sus mercados de trabajo.

– Elevados costes de hacer negocios.

– Barreras a la inmigración.

Culpar al euro se ha puesto de moda

Culpar al euro se ha vuelto muy popular, por su simplicidad y por su atractivo político.

Los argumentos son tan diferentes como sus defensores y los que tienen alguna base económica y no son propaganda, se pueden resumir en: la unión monetaria supone la vuelta del patrón oro y no se puede competir con Alemania sin devaluar porque su tasa de ahorro es excesiva.

Esquemas obsoletos

Asociar la unión monetaria al patrón oro es una derivación de la aversión extrema de Alemania a la inflación y su preferencia revelada por las políticas de control del crecimiento de los agregados monetarios del crédito.

El euro ha nacido con una asimetría muy evidente, la unión monetaria no tiene sentido sin Alemania, sin la credibilidad de su Ban Central para ofrecer la estabilidad de precios y el valor del euro.

Pero se olvida de dos hechos relevantes:

– La masa monetaria no ha hecho más que crecer en la zona euro desde el nacimiento del euro y en los últimos años el balance Banco Central de Europa se ha expandido en términos del PIB más que el de la Reserva Federal.

– Todas las decisiones importantes del Banco Central Europeo se han tomado con el voto en contra del Banco Central Alemán, lo que denota el poco control alemán en la institución.

La necesidad de responder a la crisis de la deuda en Europa y de la credibilidad del euro ha transformado la unión monetaria a un área monetaria óptima.

El segundo argumento para explicar el fracaso del euro por parte de los euro escépticos: no se puede competir con Alemania sin devaluar.

Cuando se dice que Europa se arriesgó en hacer la unión monetaria con excesiva rapidez, sin mirar en las duras condiciones necesarios para hacerla funcionar con éxito.

Mirando atrás se puede afirmar que los criterios de acceso a la unión europea eran insuficientes, y no solo que su cumplimiento fue manifiestamente mejorable, o que su vigilancia pasaron por encima factores políticos, y que las características institucionales de la unión monetaria eran insuficientes.

Se puede afirmar que su confió demasiado de los ciclos económicos, es decir, que al unir sus políticas monetarias las economía tenderían a una convergencia real y la sincronización de su evolución temporal, y en que la disciplina del mercado penalizaría los excesos fiscales que tomaron políticas inconsistentes.

Pero la historia nos ha enseñado que una unión monetaria sin unión bancaria, sin reglas fiscales que se consideren creíbles y automáticos y sin mecanismos de estabilización macroeconómica no pueda funcionar.

Banco Central Europeo pone en marcha un programa de expansión

El Banco Central Europeo ha puesto en funcionamiento un programa masivo de expansión cuantitativa parecida al de otros bancos centrales, programa que incluye compra de bonos públicos de los estados miembros y tipos negativos para la facilidad de depósito en el Banco Central Europeo.

Estas políticas monetarias ha sido un éxito, pero si se alarga en el tiempo, y existen fuertes indicios de que pueda ser así, se van a generar riesgos innecesarios e incentivos nocivos, pues la represión financiera aplaza el desapalancamiento de los agentes públicos y privados, y retrasa las reformas estructurales que pueden hacer crecer la productividad.

Riesgos que van aumentar como consecuencia de una política regulatoria y prudencial del sector bancario que parece poco consistente con el momento de Europa, si bien mejora la solvencia, deteriora su rentabilidad y, por tanto, su capacidad y voluntad de asumir riesgos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


©2016 TRIBUNANOTICIAS DESIGNED BY INDETTA.COM