Los gobernantes hoy


18/04/2017 10:54

Lo hagas bien o lo hagas mal aplica aquello de que “el vaso de agua medio vacío o medio lleno”.

Decisiones y acciones de un mandatario siempre tendrán voces a favor y en contra.

Nada resulta perfecto para todos.

Para gobernar hoy se exige seres perfectos incapaces de cometer un error.

Y todavía más, sin familiares ni amigos que puedan representar “un compromiso” cuando se ejerce el poder.

Esto además de capacidad, experiencia, visión, compromiso, entrega, honorabilidad, además de cola corta y boca a la medida justa de las posibilidades.

Y pese a que la totalidad de los mortales adolece de éstas características, la lista de aspirantes a gobernar día con día se hace más larga.

Por ejemplo, para suceder a Tony Gali, sólo dentro de las filas del PRI al momento suman once los aspirantes y desde luego, más los que se acumulen ésta semana.

Unos más y otros una rayita menos, se declaran necesarios, convenientes y hasta urgentes para tomar las riendas de éste estado.

¿Qué los motiva?

Ellos aseguran que van a poner orden en el crecimiento, para combatir la pobreza, para generar más empleos, para hacer justicia en el campo, para llevar a la cárcel a los que han abusado del poder, para garantizar escuela digna y acceso a la salud a todos.

¿Usted les confía?

¿Sólo visualizan eso?

Lamentablemente muchos de estos han desvirtuado el compromiso de gobernar y la política, y hoy pese a todo lo que tienen en frente (Duartes, Padrés, Yerrington, entre otros) quieren llegar a sabiendas de que suman enemigos, rivales y detractores a su paso por las responsabilidades que han tenido en su vida pública.

Con todo y sus buenas intenciones, “su preocupación” por los burlados, explotados, desamparados, y los más pobres, quieren llegar a la silla, con todo y el riesgo de que en 3, 5 o 6 años su suerte corra riesgos y el banquillo de los acusados sea su futura silla.

Lamentablemente “el poder” bien lo vale todo para éstos, con todo y que el camino para llegar sea largo, plagado de guerras y todo tipo de problemas; la estancia corta llena de trampas y el futuro incierto en estos días de transparencia y redes sociales que de todo pretenden abrir juicios y fuegos.

La adrenalina por el poder alcanza para todo esto y hasta para llegar a una celda con afrenta para toda una familia, y un apellido heredado y compartido.

Algunos opinan que “pese a todos los riesgos” vale la pena jugársela, con la seguridad de que a ellos no les pasará lo mismo, porque la gloria y la fortuna bien valen cualquier riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


©2016 Tribunanoticias Designed by indetta.com