Raul Jaime Maestre

Raúl Jaime es profesor en IEBS Business School en varios programas Máster, emprendedor de empresa de formación y profesional del sector de finanzas. También investiga sobre la creatividad e innovación en la empresa.

Otros de este autor

Los bajos tipos de interés no han incentivado la inversión de las empresas en EEUU


23/06/2016 8:11

Una de las grandes incógnitas de recuperación de la economía de Estados Unidos es ¿por qué razón las tasas de interés tan bajas han hecho tan poco para incentivar la inversión de las empresas estadounidenses?

A menor coste de capital se vuelve más viable el proyecto. Pero, ¿si los tipos de interés más bajos están perjudicando la inversión al incentivar a las empresas a repartir dividendos o recomprar sus acciones?

Desde el año 2009, justo después que la Reserva Federal de Estados Unidos disminuyó sus tasas de interés a casi cero, las empresas aumentó sus recompras de acciones en 195% y la distribución de dividendos en 66,5%.

La inversión sólo ha aumento el 44%. Las empresas de energía han disminuido sus gastos de capital y han aumentado el pago de dividendos. También las empresas que no tienen a favor un descenso de los precios de sus commodites han mantenido estables sus gastos de capital y han incrementado sus dividendos.

En Estados Unidos, la culpa la tiene los dividendos

Muchos han culpado las políticas de las Reserva Federal de Estados Unidos de alterar la economía, pero es menos claro el argumento de que la política monetaria poco convencional, como los tipos de interés cero y los programas de compra de bonos, fomentando así la incertidumbre y, de esta manera, perjudica la inversión.

Las empresas pueden optar por repartir dinero entre sus accionistas en forma de dividendos, con la recompra de acciones o invertir en el negocio. En la práctico, una inversión que aumenta el flujo de caja futuro también va elevar los dividendos futuros y, por tanto, debería ser igual de atractiva que el aumento de dividendos actual, sin importar el nivel de tipos de interés.

Los accionistas no les va importar si reciben el dividendo hoy o más adelante. En realidad, los inversores necesitan una mayor rentabilidad ahora y están dispuestos a pagar una prima más alta, en términos de la relación precio – beneficio, por una empresa que distribuye una mayor parte de sus ingresos ahora.

No todas las empresas son iguales ni responden igual

Las empresas recién creadas no tienen flujos de caja interno y las empresas de tecnología, cuyo valor depende de su crecimiento, no tienen más alternativas, o incentivos, que invertir en su empresa. Estarían menos afectadas que las empresas de mayor tamaño y con mayor duración depreciando los gastos y los flujos de caja.

Los bajos tipos de interés impulsan el desarrollo de las acciones que pagan dividendos altos, pero no han demostrado cómo es influye en las decisiones de inversión de las empresas. Los dividendos podrían dar a las empresas la razón para no invertir más cuando los tipos son bajos, pero no está clara la importancia de este efecto a la hora de tomar la decisión.

La empresa puede considerar diferentes proyectos de capital no son atractivos y que es el mejor devolver el capital a los accionistas. El motivo no tiene que ver con los bajos tipos de interés. Para decidir invertir se puede ver afectado por la perspectiva de las ventas. Los tipos más altos no benefician al consumo y elevarían el dólar, perjudicando las ventas y la inversión.

Para las empresas que no cotizan en bolsa ni pagan dividendos, el beneficio tradicional de los bajos tipos de interés es probablemente más importante que el efecto en el precio de la acción. Los tipos de interés han estado tan bajos durante tanto tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


©2016 TRIBUNANOTICIAS DESIGNED BY INDETTA.COM