Casa Blanca busca proteger a Trump de controversia con Rusia


Fotografía: SAUL LOEB / AFP

AFP/ Aldo GAMBOA
15 febrero, 2017 , 10:16 am

  • Las agencias de inteligencia estadounidenses concluyeron en enero, que Rusia intervino en el proceso electoral de Estados Unidos al menos en parte para ayudar a Trump

Washington, Estados Unidos.- La Casa Blanca se esforzaba este miércoles por contener la crisis tras la dimisión del jefe del Consejo de Seguridad Nacional, mientras Moscú niega los informes de contactos entre el equipo de campaña de Donald Trump y sus servicios secretos.

El diario The New York Times informó que los agentes de inteligencia de Estados Unidos interceptaron llamadas que demuestran que miembros de la campaña presidencial de Trump tuvieron contactos repetidos con altos responsables de los servicios secretos rusos antes de la elección del 8 de noviembre.

Las agencias de inteligencia estadounidenses concluyeron en enero, que Rusia intervino en el proceso electoral de Estados Unidos al menos en parte para ayudar a Trump.

Los agentes intentan ahora determinar si, por su lado, el equipo de campaña de Trump cooperó con Moscú para perturbar la campaña de la demócrata Hillary Clinton, según reportó el NYT.

El diario, que cita a funcionarios estadounidenses actuales y retirados, dijo que aún no aparecieron evidencias en ese sentido.

El exconsejero de Trump, Paul Manafort, quien estuvo entre los miembros de la campaña cuyas conversaciones fueron escuchadas, dijo que estas alegaciones eran “absurdas”.

En una descarga de tuits, Trump fustigó a los medios el miércoles, al tiempo que alabó a la cadena de noticias conservadora Fox.

“Los falsos medios de noticias se están volviendo locos con sus teorías conspirativas y odio ciego. @MSNBC & @CNN no se pueden ni ver. @foxandfriends es grandiosa!”, tuiteó.

En Moscú, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, desestimó las últimas alegaciones.

“No crean las informaciones de la prensa, es muy difícil en este momento diferenciarlas de la propaganda y de las falsas noticias”, declaró durante una conferencia de prensa.

“Si no les molesta esperemos y no creamos en informaciones anónimas, es decir informaciones basadas en ningún hecho”, dijo.

– Trump alertado –

La Casa Blanca admitió el martes que Trump fue informado hace tres semanas que Flynn podría haber inducido a sus superiores al error sobre sus contactos con el Kremlin.

El exgeneral con tres estrellas y exdirector de inteligencia de Defensa de Estados Unidos negó inicialmente discutir estrategias de sanciones con el embajador ruso Sergey Kislyak antes de que Trump asumiera el gobierno, algo que habría violado la legislación estadounidense sobre la negociación con potencias extranjeras.

Flynn renunció el lunes, después de que la Casa Blanca dijera que una investigación interna no había demostrado ningún delito pero sí una confianza “erosionada”. Es el tercer miembro del equipo Trump en dar un paso atrás ante cuestionamientos sobre sus vínculos con Rusia desde que el magnate comenzó su carrera a la Casa Blanca.

Su partida sigue la de Manafort y Carter Page, un asesor en política exterior de los primeros tiempos del candidato.

Sin embargo, Flynn es el primer funcionario de la nueva Casa Blanca es recibir un pedido expeditivo de renuncia a raíz de la polémica.

El portavoz presidencial, Sean Spicer, negó enfáticamente que Trump hubiera instruido a Flynn que discutiera con Moscú una eventual reversión de las sanciones que Obama impuso a Rusia.

– Informes incompletos –

La Casa Blanca pintó la decisión de Trump de revocar a Flynn como basada en el engaño del funcionario al vicepresidente Mike Pence. Pero el martes se supo que el presidente también mantuvo a Pence en las sombras durante dos semanas.

El portavoz del vicepresidente, Marc Lotter, dijo que Pence se enteró del asunto a través de los medios de prensa.

La dimisión temprana y sin precedentes de un alto funcionario clave de la Casa Blanca sacudió a un gobierno ya golpeado por filtraciones, batallas internas y fracasos legales.

El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, planea reunirse con su homólogo estadounidense Rex Tillerson por primera vez este jueves en Bonn, Alemania, donde ambos asistirá a la cumbre ministerial del G20.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


©2016 Tribunanoticias Designed by indetta.com