Aviones israelíes bombardean objetivos en Siria en plena escalada de tensión


Fotografía: AMEER ALHALBI / AFP Fotografía: AMEER ALHALBI / AFP

AFP
17 marzo, 2017 , 7:08 am

  • El ejército sirio afirmó haber derribado uno de los aviones de combate israelíes, y haber alcanzado otro, lo que negó el ejército de Israel

Jerusalén.- Israel y Siria vivieron la madrugada del viernes su más grave incidente desde 2011, con bombardeos aéreos en territorio sirio, una réplica antiaérea y la interceptación de un misil en dirección del territorio israelí.

El ejército sirio afirmó haber derribado uno de los aviones de combate israelíes, y haber alcanzado otro, lo que negó el ejército de Israel.

En un comunicado publicado por la agencia oficial SANA, el ejército sirio precisó que los aviones caza israelíes “entraron en el espacio aéreo a las 02H40 (00H40 GMT) por territorio libanés y alcanzaron un blanco militar cerca de Palmira”.

“Nuestra defensa aérea derribó un aparato, alcanzó otro y obligó a los demás a huir”, se indica en el comunicado.

Israel desmintió que uno de sus aviones fuera derribado. “La seguridad de los civiles israelíes o del aparato de la aviación israelí no se ha visto amenazada en ningún momento”, aseguró el ejército.

Uno de los misiles disparados en represalia por el ataque de los aviones fue interceptado por el sistema israelí de defensa antiaérea, anunció el ejército de Israel, sin dar más detalles.

Según los medios de comunicación israelíes, el misil fue interceptado al norte de Jerusalén por el sistema de defensa antimisiles Arrow.

Ese misil intentaba alcanzar uno de los aviones de combate israelíes cuando ya retornaba de su misión, según la prensa.

Las sirenas de alerta advirtiendo de un peligro a la población civil se escucharon en varias localidades del valle del Jordán, que separa Israel de Jordania, y se extiende en dirección de Siria.

Restos de misiles cayeron en Irbid, en el norte de Jordania, según el ejército de este país.

Presencia iraní

Este incidente entre Israel y su vecino sirio es el más grave desde el inicio de la guerra civil en Siria, en 2011.

Israel está oficialmente en estado de guerra desde hace décadas con Siria. Las relaciones entre ambos países son malas, sobre todo al ser apoyado el régimen sirio por el movimiento chiita libanés Hezbolá, uno de los grandes enemigos de Israel, en su guerra contra los rebeldes.

Aunque trata de no inmiscuirse en el conflicto del país vecino, Israel ya ha bombardeado varias veces el territorio sirio.

Sin embargo es inusual que confirme, como lo ha hecho esta vez, estos ataques. En abril de 2016, el primer ministro Benjamin Netanyahu admitió que Israel había atacado decenas de convoyes de armas en Siria destinadas al Hezbolá.

Asimismo, Israel ha atacado regularmente posiciones sirias en los Altos del Golán, en respuesta a supuestos disparos perdidos generados por el conflicto en el otro lado de la línea de demarcación.

Israel se anexionó en 1981 la parte del Golán (1.200 km2) que ocupaba desde 1967 y la Guerra de los Seis Días. Esta anexión jamás fue reconocida por la comunidad internacional, que sigue considerando este territorio como sirio. Unos 510 km2 siguen bajo control sirio.

Israel sigue también con atención el conflicto sirio dada la posibilidad de que Irán, un apoyo del Hezbolá, fije posiciones en el país vecino y cerca de su territorio.

Netanyahu aludió al peligro iraní este jueves al referirse a las conversaciones que tuvo días antes con el presidente ruso Vladimir Putin, aliado del régimen de Damasco.

“Hablamos sobre todo de los temas relativos a los esfuerzos de Irán por establecerse militarmente en Siria, incluso construyendo un puerto iraní en Siria”, relató el primer ministro israelí.

“También hablamos de los esfuerzos de Irán por transferir material de guerra sofisticado al Hezbolá a través de Siria” añadió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


©2016 Tribunanoticias Designed by indetta.com