Al menos 43 muertos en un atentado contra personas evacuadas en Siria


(Fotografía: Lakruwan Wanniarachchi / AFP) (Fotografía: Lakruwan Wanniarachchi / AFP)

Omar HAJ KADOUR con Rouba EL HUSSEP/ AFP
15 abril, 2017 , 1:00 pm

  • El ataque se produce al día siguiente de la evacuación simultánea de miles de personas de cuatro localidades asediadas

Al Rashidin, Siria.- Al menos 43 personas murieron el sábado en Siria en un atentado con camioneta bomba contra los autobuses que transportaban a las personas evacuadas de dos localidades leales al régimen asediadas, otro sangriento episodio en el país en guerra.

El corresponsal de la AFP que se encontraba en Al Rashidin, periferia rebelde al oeste de Alepo donde estaban estacionados los autobuses, vio numerosos cadáveres, incluidos de niños, y miembros amputados desperdigados por el suelo, así como numerosos heridos.

El ataque se produce al día siguiente de la evacuación simultánea de miles de personas de cuatro localidades asediadas: Fua y Kafraya -leales al régimen-, y Madaya y Zabadine – rebeldes-.

Pero la aplicación del acuerdo quedó paralizada debido a diferencias entre las dos partes. Miles de personas se encontraron así bloqueadas cerca de Alepo, algunas en zonas rebeldes, otras en sectores controlados por el régimen.

Mientras que los civiles y combatientes evacuados de Fua y Kafraya esperaban desde hace varias horas poder continuar su camino, un “kamikaze que conducía una camioneta con ayuda alimentaria la hizo estallar cerca de los 75 autobuses” estacionados en Al Rashidin, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

El corresponsal de la AFP vio a varias personas con crisis de pánico en el sector donde estaban estacionados los autobuses.

La televisión estatal siria atribuyó a los “grupos terroristas” – término utilizado por el régimen para designar a rebeldes y yihadistas- la responsabilidad de este ataque.

En virtud de un acuerdo concluido entre Catar, apoyo de la rebelión, e Irán, aliado del régimen de Bashar al Asad, unas 5.000 personas fueron evacuadas de Fua y Kafraya, asediadas desde hace dos años por los rebeldes sirios en la provincia de Idlib (noroeste), para ser reinstaladas cerca de Damasco y Lataquia (oeste), bastiones del régimen..

Simultáneamente, alrededor de 2.200 personas de Madaya y Zabadani, asediadas por el régimen sirio cerca de Damasco, fueron igualmente evacuadas en virtud del mismo acuerdo, para dirigirse a la provincia rebelde de Idlib.

Evacuaciones bloqueadas

De acuerdo con el OSDH y una fuente rebelde, el bloqueo se produjo debido a un desacuerdo sobre el número de combatientes armados prorrégimen evacuados de Fua y Kafraya. “Las negociaciones están en curso”, precisó la fuente rebelde antes del atentado en Al Rashidin.

Estas evacuaciones son muy dolorosas para los habitantes.

“Es horrible ser desarraigado de esta manera, ir a vivir a un lugar que no es el nuestro”, afirmó a la AFP Jama Nayef, un veterinario de Fua, después de salir de su localidad.

En un año, el régimen recuperó el control de varios bastiones rebeldes, con el apoyo de su aliado ruso que intervino militarmente en Siria en septiembre de 2015.

Después de meses de asedio, el régimen propuso así acuerdos de evacuación que la oposición siria denuncia como “traslados forzosos de crímenes contra la humanidad”.

El futuro del acuerdo de las cuatros ciudades era incierto este sábado por la tarde después del atentado.

Millones de sirios han sido desplazados por la guerra que asola el país desde 2011 y que ha dejado ya más 320.000 muertos, e implica a actores internacionales y grupos yihadistas como la organización Estado Islámico (EI).

Avance contra el EI

El sábado, combatientes apoyados por Estados Unidos marcaron un importante avance en su lucha contra el EI llegando a las puertas de Tabqa, ciudad del norte de Siria controlada por los yihadistas.

Tabqa es un obstáculo clave en la ruta hacia Raqa, capital autoproclamada del EI en Siria y verdadero objetivo de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) – alianza de combatientes kurdos y árabes – apoyadas por Washington.

Las FDS “están ahora a un centenar de metros de Tabqa”, ciudad cercana de la mayor presa de Siria, situada en el Éufrates, indicó a la AFP Rami Abdal Rahman, director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

“Hay violentos combates en los alrededores de las dos periferias (…), el EI intenta contraatacar”, precisó Abdel Rahman.

A principios de abril, las FDS ya lograron cercar la ciudad, posicionándose a unos kilómetros de Tabqa.

La batalla de Tabqa forma parte de la ofensiva “Cólera del Éufrates”, lanzada en noviembre por las FDS para retomar Raqa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


©2016 Tribunanoticias Designed by indetta.com